OBJETIVO

Campaña de lanzamiento para Sudeste, un nuevo restaurante que abre sus puertas en Alicante contando con la experiencia que la chef executive Ariana Schönborn recogió trabajando en el Noma (Mejor Restaurante del Mundo en 2014).

00

THE NEW
FOOD
GENERATION

Sudeste es un restaurante amueblado con materiales completamente reciclados, que cuenta con un plato solidario en su carta (el 100% del beneficio de este plato va destinado a una causa benéfica), con una cocina internacional de mercado donde el producto es el principal protagonista: tostas de origen danés, hamburguesas con matices franceses y suizos o ensaladas con pinceladas hindúes y griegas… Con cervezas artesanales por doquier y mucho ojo, ¡que hasta tienen Fritz-kola!

¡A por los
Millenials!

Un restaurante que cocina su filosofía con todos esos ingredientes, es un local muy interesante para los Millennials. Ya sabéis, ese tipo de consumidor tan interesante por su manera de ser y de consumir publicidad, una tipología completamente adaptada al entorno digital, optimista, tecnológica y creativa, preparada para escuchar lo que un restaurante como Sudeste tenía que decir.

Y es que
Sudeste, es
otra historia.

A la vista está que Sudeste es un restaurante atípico, nuevo, sorprendente y totalmente distinto a lo que hay en el circuito habitual alicantino. Vamos, que es… otro rollo.

Tanto es así y tantas cosas había que decir, que decidimos que el concepto de este nuevo restaurante girase en torno a contar historias. Así, tal cual. Si Sudeste es otra historia, qué menos que contarla. Y claro, si queríamos llegar al público que pretendíamos, teníamos que contarla en el medio digital.

Para ello, ideamos una acción interactiva en Instagram, la red social foodie por definición, donde pudiésemos contar las historias (más bien las otras historias) de sus platos. Unas historias irreverentes, simpáticas, divertidas y que definiesen el espíritu transgresor del restaurante (y del target, claro) adaptadas al formato de la red social: pequeños vídeos de 15 segundos incrustados en un board cenital que simulaba la mesa principal de Sudeste. ¡Tachán!

00

¡Viva el

Instagram!

Para reforzar la campaña con presencia en local, creamos unos boards a modo de teaser que invitaban a descubrir las historias de los platos a través de protagonistas ficticios: Agustín Barroso, los hermanos Jensen, Mijail Sokolov… Todos ellos redirigían al Instagram corporativo con la acción, e invitaban a participar en una promoción ideal para Instagram: hazle una foto a algún plato con el hashtag #esotrahistoria y ganas una cena para dos. Pim, pam.

00

Resultados

Contando con la acción en Instagram como única herramienta de comunicación online (y sin ningún tipo de inversión en medios), conseguimos alcanzar, además, unos muy buenos resultados en el resto de soportes online del restaurante. Por ejemplo, conseguimos un incremento de un 61% en fans de Facebook con un alcance orgánico de las publicaciones llegando a picos de 1800%. Además, aumentamos el tráfico a la web principal en torno al 87% durante las semanas que duraba la promoción.

Y efectivamente, en Instagram conseguimos petarlo: hicimos crecer la fanbase de Sudeste en un 315%, con más de 120 participantes a los que le pedíamos, ni más ni menos, que visitaran el restaurante, consumieran, hiciesen una foto y la compartieran en su Instagram con el hashtag que les decíamos. ¡Muy bien todo!

00
00